deTour | Ciudad de México
deTour | Ciudad de México

Desde el corazón tropical del estado de Morelos, hasta la vecindad con los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, una ruta de monasterios construidos en el siglo XVI serpentea por esas tierras

Fueron obra de los monjes franciscanos, agustinos y dominicos llegados a estos territorios para complementar con la conquista espiritual, aquella otra previamente ejecutada con la espada.
Destacan por su valor histórico y monumental, los erigidos en once poblaciones: Cuernavaca, Tepoztlán, Oaxtepec, Tlayacapan, Totolapan, Atlatlahuacán, Yecapixtla, Ocuituco, Tetela del Volcán, Hueyapan y Zacualpan de Amilpas.
En el año de 1994, la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reconoció a estos conventos, junto con otros tres localizados en el vecino estado de Puebla, como Patrimonio Cultural de la Humanidad.
El recorrido de la Ruta de los Conventos que compartimos en este artículo, abarca los primeros cinco sitios. Inicia en Cuernavaca y, siguiendo la secuencia marcada por el trazo carretero, concluye en Totolapan. Cabe señalar, que un día es suficiente para realizarlo y que bien puede efectuarse en sentido inverso.

Distintas visiones en un solo recorrido
La Ruta de los Conventos es un viaje susceptible de llevarse a cabo con diferentes visiones. Pueden ser las del paisaje, la historia, la arquitectura, el arte, las tradiciones o la cultura popular. Sin embargo, a fin de cuentas estará presente la necesidad de unirlas para darle un nuevo sentido a los descubrimientos.
La autopista que lleva de la Ciudad de México a Cuernavaca transcurre por hermosos parajes boscosos. Y el camino de regreso, de Totolapan a Xochimilco, brinda una de las vistas más espectaculares de los volcanes.
El paisaje del corredor biológico Ajusco- Chichinautzin, que conecta entre otras poblaciones a Tepoztlán y Tlayacapan, resulta impactante. Se nos presenta como una cadena de murallas montañosas, cortadas verticalmente y erizadas de peñascos monumentales. Es un paisaje único, irrepetible en ningún otro lugar del país.
El comercio tradicional a la orilla de las carreteras es intenso en algunos puntos, como sucede en Ocotepec -al comienzo de la carretera libre que conduce de Cuernavaca a Tepoztlán- y en Tlayacapan. Bullen los puestos y comercios de todo tipo de mercancías. Su distribución no responde a ningún orden: mueblerías, fruterías, fondas y restaurantes o puestos de artesanías se acumulan para crear un mundo deliciosamente anárquico.
Esto es parte del contexto en el que se inserta la Ruta de los Conventos. De acuerdo con la UNESCO, lo valioso de los monasterios que nos ocupan, tiene que ver con su preservación y ser representativos del modelo arquitectónico creado por las órdenes religiosas mencionadas, mismo con el que ejercieron gran influencia en todo el territorio de México y más allá de las fronteras.
Rasgos comunes a todos ellos son la mezcla de elementos europeos e indígenas, los claustros construidos en dos niveles, la decoración con pinturas al fresco, el uso de capillas abiertas hacia enormes atrios y las llamadas capillas posas.

Cuernavaca. Convento de Nuestra Señora de la Asunción
Comenzamos en la capital morelense visitando el convento franciscano de Nuestra Señora de la Asunción. Fundado entre 1525 y 1529,  fue el punto de partida para la conquista espiritual de la región. El templo es hoy la Catedral sede de la diócesis de Cuernavaca.
Los franciscanos proyectaron en esta obra sus valores de sencillez y humildad, sin que esto le restara majestuosidad al conjunto. Tiene el aspecto recio y austero de una fortaleza, excepto el campanario poseedor de una rica ornamentación. El interior es un juego de contrastes entre elementos coloniales y modernos. Entre los primeros destacan la nervadura del sotocoro y los murales con claros acentos indígenas; y entre los segundos se cuentan el enorme dosel del altar, el Cristo suspendido en medio de la nave y los vitrales, obra del artista Mathias Goeritz.

Ocotepec. Iglesia de El Divino Salvador
Se localiza en el punto de inicio de la carretera libre que va de Cuernavaca a Tepoztlán. No figura en la lista de los sitios reconocidos como parte de la Ruta de los Conventos. El que estuvo integrado al conjunto de El Divino Salvador, sucumbió a la destrucción.
El desaparecido convento y la iglesia también fueron parte de las construcciones del siglo XVI debidas a los franciscanos. Vale la pena detenerse en el sitio para visitar la iglesia y lo poco que quedó del convento. La fachada plateresca del templo contrasta con la sobriedad de la torre que sostiene al campanario de dos niveles rematado con una singular cúpula. Sobre el costado derecho se conserva parte de los arcos que daban acceso al claustro conventual.

Tepoztlán. Convento de La Natividad
Fundado entre 1555 y 1567 por los dominicos, el conjunto monacal de La Natividad es de los más grandes y mejor conservados. Un sorprendente arco recubierto de semillas coloridas marca el acceso al enorme atrio. Al fondo se miran las construcciones, sólidas y añosas.
La portada del templo está decorada con refinados relieves de estilo plateresco. La decoración interior llama la atención por los coloridos murales que rodean el altar. En el claustro bajo del convento, la sorpresa proviene de las pinturas al fresco en las que se nota la mano indígena y se combinan motivos geométricos, elementos de la naturaleza, emblemas dominicos y extraños seres con cola de peces. El claustro alto alberga al Museo y Centro de Documentación Histórica de Tepoztlán desde donde se tiene una hermosa vista del paisaje montañoso.

Oaxtepec. Convento de Santo Domingo de Guzmán
Sobre las ruinas del que fuera el templo dedicado al dios Ometochtli, los dominicos construyeron entre 1560 y 1580 el convento de Santo Domingo de Guzmán. El hermoso patio del claustro está cuidadosamente ornamentado con plantas y un gran tapete de piedras sobre las que se extienden las sombras que caen de un frondoso árbol. Los plafones del claustro bajo están decorados con pinturas en las que resaltan motivos geométricos, mientras que en las columnas se aprecian imágenes de santos. En la planta baja funciona un pequeño museo arqueológico. La iglesia muestra un rostro austero en su fachada; y en el interior, la sencillez se quiebra con la nervadura gótica que adorna la bóveda.

Tlayacapan. Convento de San Juan Bautista
Tierra de alfareros y cuna del tradicional brinco del chinelo, nos da la bienvenida con una extensa muestra de artesanías al pie de la carretera. En su entorno se reproduce el mismo paisaje montañosos y de peñascos visto en Tepoztlán. Aquí, al igual que en Totolapan, se asentaron los monjes agustinos. En el corazón del pueblo construyeron, entre 1554 y 1572, el convento de San Juan Bautista, al que con el tiempo se agregaron 26 capillas dispersas por los cuatro barrios del poblado. El claustro reproduce la sobriedad y reciedumbre del exterior y refuerza la imagen de una fortaleza. Una de las salas ha sido convertida en museo para exhibir piezas selectas de arte sacro, pinturas de la época virreinal, así como una colección de momias. El techo abovedado conserva su maravillosa decoración pintada al fresco.

Totolapan. Convento de San Guillermo
Este es el último punto de nuestro recorrido. El convento de San Guillermo, segundo fundado por los agustinos en Morelos y construido entre 1533 y 1536, aunque de dimensiones pequeñas ejemplifica bien el concepto general presente en todos los monasterios: amplio atrio, claustro de dos pisos, capilla abierta y capillas posas, además de la iglesia. En la parte baja del claustro, que a diferencia de los demás sigue ocupado por monjes, se muestra con toda su belleza sublime el arte muralístico distintivo de los monasterios de la región.
Dejamos para nueva ocasión el recorrido por los restantes cinco monumentos de esta ruta morelense de los conventos. Queda la satisfacción de que lo vivido contribuye a entender el componente humanista, religioso y artístico aportado por las órdenes monacales durante la Colonia y que, entrelazado con la cosmovisión de los pueblos indígenas, trajo como resultado la conformación identitaria del pueblo mexicano.

Comments are closed.

Weather forecast by WP Wunderground & Denver Snow Removal